Led Zeppelin: Ya disponible el catálogo masterizado para iTunes

Me alegra muchísimo escribir notas como estas. Led Zeppelin vuelve a ser noticia por editar su discografía en formato digital en Internet. Hace ya algunos años que se encuentra entre el excelente catálogo de iTunes, pero hace unas hora se anunciaba la publicación de la discografía masterizada para la tienda de Apple.

Led Zeppelin

Se trata de un pequeño regalo navideño que precede a la publicación, el año que viene, del catálogo completo en forma remasterizada y remezclada, algo en lo que trabaja el propio Jimmy Page y que promete ser una de las reediciones de 2013.

Hace muy poco hablábamos de lo que sin duda es un hito, y en cierto modo marca un antes y un después: La entrada de AC/DC en iTunes por todo lo alto, con todo el catálogo también masterizado especialmente para la plataforma de Apple. Se trata de una exclusividad, ya que la banda ha reiterado en repetidas ocasiones que sus obras no se venderían nunca de forma individual. Mintieron, y es que la forma de consumir música cambió hace bastante.

En esta recta final del año han sido bastantes las noticias al respecto -al respecto de la cada vez más internetización de la música-, con Metallica, otra de las grandes bandas de rock, y la más importante para la historia del metal al menos en cuanto a términos comerciales se refiere, Metallica, anunciaba también en la disposición de toda su discografía en Spotify, y de hecho lo hacían ante Sean Parker, inversor de la compañía sueca y uno de los creadores de Napster que en el pasado fue denunciado por la banda de la Bay Area. ¿Qué más cambios nos esperan en 2013?

Si leéis la primera frase del artículo, me gustaría matizar que me refiero a la aportación de material a los usuarios de Internet y a la gente que apuesta por consumir su música cuándo y cómo quiere, dejando aparte otro tema del que tengo pendiente hablar otro día: La innecesaria re-edición de material cuyo fin suele ser muchas veces el de seguir sacando dinero, sin realmente aportar nada, ni la remasterización bajo la que se venden.