Reseña: Björk – bastards

Björk es única y su música solo logra levantar declaraciones y opiniones radicales. Con la islandesa es blanco o negro. O la amamos o la odiamos. Si bien muchas de las cosas que hace no me terminan de convencer y otras me logran llegar a emocionar hasta las lágrimas, tengo que admitir que estoy del lado del amor, sin lugar a dudas. Esta vez, hace solo cuestión de días, se lanzó un disco que no hizo mucho ruido. Se trata de bastards, que es un disco de remixes. Es lo primero que se lanza después de uno de sus más ambiciosos proyectos, Biophilia, y justamente está muy relacionado, porque las canciones remixadas forman todas parte de su séptima producción de estudio.

bjork-bastards

Las canciones que aparecen en bastards fueron elegidas exclusivamente por Björk. Por este motivo, lo que escuchemos habrá pasado por los oídos de la artista y seleccionado por ella. No se trata de un disco de remixes convencional (¿cuándo lo veo algo con Björk?), sino que es de lo más extraño. La apertura, por ejemplo, de la mano de "Crystalline", es una versión del track realizada por el artista Omar Souleyman, que es un famoso artista que hace música árabe en Siria. Por ese motivo los sonidos árabes y tan clásicos de la música de esta región.

Björk eligió para que realizaran los diferentes remixes a agrupaciones o artistas que ella ama y, justamente esto es una de las más interesantes características que tiene el álbum.

Sentí importante juntar la esencia de los remixes, así que elegí los mejores para un CD para personas que quizás no descargan tanta música o no tienen el tiempo ni la energía para emprender una búsqueda a través de Internet. Me sentí increíblemente sorprendida en cómo los remixes de Biophilia muestran el carácter de los artistas. Los remixes le dan a las canciones más golpes y piernas para bailar. Pasé mucho tiempo editando no necesariamente las mejores sino las que mejor hacían al disco un todo.

Como verán, la manera que tuvo de involucrarse fue no solo eligiendo un gran DJ que esté detrás del tema, sino gente que hacía las cosas diferentes.

"Sacrifice", que lo hace Death Grips es una de las canciones más interesantes y mecánicas. Sin lugar a dudas el tema ya original es una obra maestra, pero editado y toqueateado por la agrupación de Sacramento es algo verdaderamente genial.

Otro de los más interesantes remixes de bastards es "Hollow" realizado por 16-bit, que lo cambiaron notablemente, lo hicieron un poco más progresivo y, por decirlo de alguna manera, más de una película de terror. De fondo se escuchan voces que vienen y se van como si estuvieran en el más allá, agregaron beats, velocidad y un órgano genial.

La potencia del track que le sigue, llamado "Mutual Core" es espectacular. Ya el tema en sí es de los mejores de Biophilia, pero el remix es verdaderamente espectacular. Muy industrial, que recuerda a temas de agrupaciones como Atari Teenage Riot que, hacia la mitad, se tranquiliza, baja, se asienta hasta que, como no podía ser de otra manera, vuelve a explotar. Sin duda es de lo mejor del álbum.

Lo que me hubiese gustado un poco más de la producción es que tuviera alguna que otra canción tranquila que funcionase como separador. La mayoría de los tracks son bastante movidos, con secciones complicadas de escuchar y en una producción que dura poco más de una hora, por momentos como que logra volvernos un poco locos.

8.5/10

Lo bueno que tiene es que al escuchar bastards, si bien la estructura de la producción y el esqueleto es de Biophilia, por momentos podemos olvidarnos y pensar que se trata de un álbum completamente diferente. Esto es lo que me gusta de las elecciones que hizo Björk. Nada que sea demasiado similar, nada que no sea jugado, nada poco pretencioso.

Otra de esos discos que valen la pena de una de las artistas más alternativas y que logró derribar más barreras de su generación.

  • Fecha de lanzamiento: 19/10/2012
  • Discográfica: One Little Indian
  • Compra el disco: Amazon
  • Escucha el disco: Grooveshark
  • Canciones destacadas: "Hollow", "Mutual Core", "Moon"