Ryan Jarman de The Cribs, sobre el consumo musical de la actualidad

Si bien los chicos de The Cribs tienen un futuro complicado, están a punto de editar un disco compilatorio para celebrar sus diez años de carrera. El frontman del grupo, Ryan Jarman, aprovechó para criticar el consumo musical de la época y el negocio discográfico haciendo una declaración contundente y controversial. De acuerdo con el artista, si Nirvana hubiese dado sus primeros pasos en 2012, jamás hubiesen conseguido un contrato discográfico. Simplemente, no hay oportunidades para artistas under en estos días, dice Jarman.

The Cribs

De acuerdo con el guitarrista, en una entrevista con Bang Showbiz, las bandas independientes que comienzan hoy en día no tienen las mismas oportunidades que los grupos en el pasado. Jarman fue más lejos y atribuyó la causa principal a la poca atención de los oyentes actuales. Algo para reflexionar, y más en las palabras del músico inglés.

Grupos como Nirvana, Sonic Youth, esas bandas que salen del underground y que pasan a lo más popular, el problema aquí es que no hay tiempo para hacerlo. Aún con las bandas under, si a la gente le gusta, se sobre exponen muy rápido, y las personas se mueven a lo siguiente. Esa es mi única preocupación, que las bandas ya no pueden surgir a través de esos canales.

Vamos a admitir que tiene un punto, aunque no sé si las bandas que menciona pueden ser un parámetro. Es cierto que internet y la forma de distribución de la música, algo que destacamos como uno de los eventos, por así decirlo, más importantes del 2012, están cambiando la forma en la que los escuchas consumen la música, también hay muchos factores a considerar. Además, si la banda es buena y recibe la exposición necesaria, entonces no tendrá que preocuparse por “quemarse” demasiado pronto. Tomemos a The xx, por ejemplo. Los chicos son talentosos, recibieron con su primer disco una enorme cantidad de prensa, y fueron capaces de entregar un segundo esfuerzo que, si bien no a la altura de su debut, sigue siendo un muy buen LP.

Para Jarman, el sistema de los “sencillos” también es un problema, y aquí es donde me parece que su argumento enflaquece. Pero leamos qué tiene para decir primero:

Ahora es sobre el single, pero creo que las personas tienen una atención más limitada en este momento. El sencillo, para nosotros, es normalmente la canción en la que menos estamos interesados. Las cosas que pones en un disco, eso es lo más satisfactorio. Así que sería una pena si eso se pierde.

Creo que generalizar la práctica del sencillo, que existe desde que existe la industria discográfica, como algo negativo no es muy esclarecedor. Muchas bandas eligen las mejores canciones para ser sencillos porque son la carta de presentación del disco y darán ganas de escuchar el disco completo. Aún discos conceptuales que tienen que ser escuchados como totalidad para comprenderse pueden tener sencillos extraídos, que funcionen bien en las radios y en el mercado. Quizás los Cribs lo hacen de otra manera. Y decir que los oyentes tienen menos atención es en parte cierto –no vamos a dudar que la nueva forma de consumir música, libros, medios, todo lo que es cultura en general, está cambiando gracias a nuevas tecnologías- pero también es subestimar la escucha. Al menos, es la impresión que me ha dejado esta declaración.

La banda tiene en puerta la salida de un compilatorio titulado Payola, que verá la luz en febrero. Muchas de las canciones que están incluidas en este compilado no son sencillos, qué casualidad, sino favoritos de los fans y canciones que están incluidas en los discos. Es, sin embargo, una forma interesante de acercarse a la temática del compilatorio. Parece que The Cribs luego se tomará un descanso pues está ocupado en el desarrollo de un nuevo proyecto musical que tiene junto a Jen Turner de Here We Go Magic.