El auto de Spotify

Ya lo sabemos, Spotify es un servicio fantástico. Solamente deseamos que se hiciese disponible en más lugares del planeta. Después de presentar un nuevo servicio de recomendación musical, ahora llega a nosotros una noticia ciertamente extravagante: Volvo, fabricante de autos, sumará a sus nuevos modelos el servicio de streaming de Spotify, en lo que llaman el Connected Vehicle Cloud. Esta será la primera vez que Spotify cierra un trato con una compañía automotora, y vamos a admitir que es una idea más que interesante.

La primera etapa del servicio está agendada para 2014, y permitirá a los conductores usar su teléfono móvil –con datos para internet, por supuesto- como módem para conectarse con Spotify y su suite de servicios basados en la nube, directamente desde el tablero del coche. Dos años más tarde, en 2016, Volvo comenzará a ofrecer conectividad completa en los autos, con un modem insertado directamente en el vehículo, que vendrá incluido con la venta. No es la primera vez que se ve esto en un auto, por cierto.

Es interesante ver cómo Spotify está ampliando sus horizontes. En un primer momento se dudaba sobre las posibilidades de monetización de la aplicación, pero con negociados con las discográficas, que siempre son la gran piedra en el camino de la música en streaming y en internet, lograron establecerse como el mejor servicio, también gracias a su calidad. No existe otro competidor que le llegue a su altura –y, estando en Argentina, solamente pude probar Spotify por una cantidad limitada de tiempo y lo digo sin pelos en la lengua-.

En un primer momento, al tener que usar Spotify directamente desde el celular, podemos especular que será un servicio exclusivo para las cuentas Premium, que son las únicas que pueden usar la aplicación móvil. Y también puede que sea un tema complicado con la conexión: ¿qué sucede cuando no estamos en un lugar con una buena conexión? En 2016, cuando el auto venga con el modem integrado, entonces podremos estar hablando de algo más estable.

A principios de diciembre, Spotify presentó en una conferencia de prensa con toda pompa su nuevo servicio de recomendación musical, que marca una nueva etapa para la compañía, en palabras de su fundador y consejero delegado Daniel Ek. Instalaron nuevas funcionalidades como Instant Preview y Collection, pero además sumaron toda la discografía de Metallica para su catálogo. En la presentación –dato curioso- estuvieron presentes Sean Parker, fundador de Napster, y Lars Ulrich, baterista de Metallica que demandó a Parker en una situación bastante escandalosa.