Top 10: Queens of the Stone Age

Aún recuerdo los ojos llenos de rabia del pelirrojo Josh Homme sobre el escenario de La Riviera en Madrid. Estaban presentando Era Vulgaris y algún descerebrado había tirado un mini de cerveza sobre uno de los músicos del grupo. Homme enloqueció, y amenazó con bajar entre el público a buscar a ese individuo para partirle la cara. Como el cobarde no dio un paso al frente, el líder de Queens of the Stone Age cogió su guitarra, se acercó al micro y dijo suavemente en inglés: esta canción es para que matéis a ese cabrón. Entonó los primos acordes de “Sick, sick, sick” sin quitar ni un gramo de odio de sus perdidos ojos azules, mientras la sala entera botaba y se golpeaba sin piedad.

En 2013 verá la luz el séptimo disco de estudio de Queens of the Stone Age (a partir de ahora QOTSA), un álbum que, indudablemente, está entre los más esperados del año próximo; y no solo por la innegable calidad musical del grupo, sino por todos los artistas que ya han confirmado su participación: Dave Grohl, Jake Shears, Trent Reznor y Nick Oliveri. Y es que, repasando la carrera de QOTSA, nos damos cuenta de que Josh Homme es uno de los músicos con mayor magnetismo de la escena musical actual, y no lo digo yo, es una afirmación constatable. Uno de los primeros en caer en las atractivas redes de QOTSA fue un peso pesado como Dave Grohl, que después de hacer pública su admiración por el conjunto, fue invitado a participar en la grabación de su tercer álbum de estudio. Grohl no solo se sentó a la batería en Songs for the Deaf, sino que además salió de gira con ellos, dejando aparcado durante un tiempo a Foo Fighters. Este es, posiblemente, el caso más mediático, pero la nómina de artistas que han querido colaborar es muchísimo más amplia.

Tras la etapa de Screaming Trees, en 2001, Mark Lanegan sumó su cavernosa voz a la de Homme en Rated R; después, en Songs For The Deaf, cantó en tres de las mejores canciones del disco: “A Song For The Dead”, “Hangin' Tree” y “God Is In The Radio”. En apenas diez años (de 1998 a 2007), por los teclados, la guitarras, la batería y el bajo del QOTSA han pasado más de veinte músicos. Muchos de ellos os sonarán, como es el caso de Matt Cameron (batería de Pearl Jam y Soundgarden), Jesse Hughes (Eagles of Death Metal), Billy Gibbons (ZZ Top) o Rob Halford (Judas Priest).

Afortunadamente, tras seis años sin publicar material nuevo, el hard rock –al parecer, el término stoner no es muy del agrado de Homme- de QOTSA ya calienta motores, y el nuevo disco estará listo en la primera mitad de 2013. Por eso, es el momento idóneo para repasar su carrera e intentar dirimir cuáles son sus diez canciones más importantes. Una tarea especialmente complicada si tenemos en cuenta que no han publicado ni un solo disco malo.

11. “Feel Good Hit of the Summer”

(Rated R)

No he podido evitar sobrepasar el límite del top 10 y, al final, me han salido once canciones que me parecen fundamentales en la discografía de QOTSA. “Feel Good Hit of the Summer” es una canción sobre drogas compuesta con apenas dos notas y siete palabras: Nicotine, Valium, Vicodin, Marijuana, Ecstasy and Alcohol…C-c-c-c-c-cocaine. Vale, la letra no está muy elaborada, pero creo que capta bien el espíritu del consumo de estupefacientes durante un festival de verano. Según Homme, tiene algo de experimento sociológico, porque le interesaba conocer cómo reaccionaría el grupo y el público frente a un tema de estas características.

10. “Go With the Flow”

(Songs for the Deaf)

No solo es una de sus canciones con un ritmo más endiablado, sino que además QOTSA creó el mejor videoclip de su carrera: fue grabado en Inglaterra y después renderizado en tonos monocromáticos. En los MTV Video Music Awards se llevó el premio a mejores efectos especiales y fue nominado a mejor dirección de arte. Además, la batería de Dave Grohl es prácticamente insuperable.

9. “3's and 7's”

(Era Vulgaris)

Es la canción perfecta para escuchar conduciendo. De hecho, QOTSA es uno de esos grupos ideales para poner en el radiocasete de tu coche y dejarte llevar por una desierta carretera secundaria. Con un estilo bastante parecido a “Go With the Flow”, para mí, tiene el mejor riff de guitarra de su último disco.

8. “The Lost Art of Keeping a Secret”

(Rated R)

“The Lost Art of Keeping a Secret” fue elegida como el primer sencillo de su segundo disco y, a pesar de ser una canción bastante sencilla, es excelente. El ritmo que impone el bajo se acopla a la perfección con el tono cansado y lento de la voz de Homme. Es una canción mucho más pausada de lo normal y con un toque siniestro: whatever you do / don't tell anyone.

7. “Little Sister”

(Lullabies to Paralyze)

“Little Sister” es una canción adictiva, de las que puedes escuchar tres veces seguidas. También es bastante más acorde a lo que se suele denominar como comercial: un rock más fresco y menos pesado. Aun así, el riff sobre el que se sostiene el tema es la verdadera alma de la canción. Homme da todo un recital de cómo modular la voz en función del estilo que quiere que adopte el grupo.

6. “Everybody Knows That You're Insane”

(Lullabies to Paralyze)

Esta es una canción dolorosa desde el primer segundo: el ritmo de batería, el aullido de la guitarra y el tono plañidero de Homme. La principal interpretación es que es la letra está dedicada a Oliveri, el bajista del grupo que fue expulsado -y ahora readmitido- por sus constantes escarceos con las drogas y las armas de fuego. Pero el agua que colmó el vaso fueron las acusaciones por violencia doméstica. Una de las canciones más personales de QOTSA.

5. “Make It Wit Chu”

(Era Vulgaris)

“Make It Wit Chu” (hacerlo contigo) puede parecer una canción menor, pero es de las más interesantes de su discografía. El estilo góspel de los coros y la voz de Homme rebosan sexualidad en cada palabra; mientras, los teclados, la guitarra y la batería, con un ritmo que mezcla rock y funky, consiguen imbuirte en un estado casi místico. Aunque es de su último disco, el tema surgió en una Desert Session con PJ Harvey. En el vídeo podemos ver al dúo en acción: la versión más sensual de este tema.

4. Song for the Dead

(Songs for the Deaf)

El riff de guitarra inicial y esa batería enloquecida me parece que representan el verdadero espíritu de QOTSA. El mejor desert rock de su carrera, combinado con la gran ventaja de trabajar con Grohl como batería. Me encantan los constantes cambios de ritmo y de velocidad del tema. Además, he de reconocer que la voz de Lanegan me parece un punto a favor.

3. “First It Giveth”

(Songs for the Deaf)

Otra canción que versa sobre el mundo de las drogas: You're so cruel / More than me / I want some (come on, take it) / of all of you (it's yours) / Trickin me. Homme saca su lado más lírico para transmitir el dolor que causa la adicción. Le acompañan unos coros tenebrosos y una batería estruendosa.

2. "Hangin' Tree"

(Songs for the Deaf)

En medio de tanto caos de guitarras distorsionadas y baquetas destrozadas, es maravilloso escuchar este impase musical. La calma total llega con este temazo, interpretado con maestría por Lanegan, un músico cuya voz empasta a la perfección con la de Homme, y que, con unas pocas colaboraciones, ha aportado muchísimo a QOTSA.

1. “No One Knows”

(Songs for the Deaf)

Una canción redonda e inmejorable, que hizo sonar a QOTSA en las radios de medio mundo. No hay que dejarse engañar por el ritmo suave con el que empieza “No One Knows”, porque ahí está la batería de Dave Grohl para cambiar de tercio e imprimir un ritmo más hardcore a la canción. El bajo de Oliveri, los riffs de guitarra y la camaleónica voz de Homme hacen de este tema uno de los mejores que he escuchado en los últimos diez años.


Como todo no es posible, he tenido que dejar fuera canciones como "Regular John", "Medication", "Autopilot", "Song for the Deaf", "Sick, Sick, Sick" y muchas otras. ¿Qué canción habríais metido en vuestro top 10 personal?