Las demandas de The Black Keys

The Black Keys están en la cima: han conseguido un rotundo éxito internacional con El Camino y su "Lonely Boy", entre las emisoras de radio y la televisión, ha sido una de las canciones que más hemos podido escuchar en el 2012. Pero la fama trae consigo cosas que no están gustando demasiado al dúo de Nashville, que ha demandado a dos casinos norteamericanos por copiar su música e infringir los derechos de autor.

Patrick Carney y Dan Auerbach se presentaron en la corte federal de Nueva York para demandar a la empresa Pinnacle Enterainment, dueña de siete casinos en Indiana, Louisiana y Missouri, y a la productora Manhattan Production Music. El motivo es que dos de los casinos afincados en Luisiana habían encargado a los creativos de Manhattan una canción para sus anuncios, que acabó sonando demasiado parecida al tema "Howlin For You". Los músicos han pedido al juez que la copia sea retirada y una compensación.

The Black Keys sostienen que la versión es "sustancialmente similar" y que infringe el copyright de su canción. Los dueños de los casinos tienen pocos argumentos para defenderse, ya que se ha conocido que la empresa no ocultaba su intención en sus anuncios en las redes sociales. En su Twitter publicaron que habían "comprado la licencia para interpretar una canción [de The Black Keys]" y en su página de Youtube describieron la banda sonora como "una canción con licencia e inspirada en Howlin For You". Desde luego, no han sido muy sutiles con este plagio.

Pero hay más malas noticias para el dueño de Pinnacle, ya que esta es solo la última de las demandas de The Black Keys. Los rockeros de Ohio ya tienen un precedente positivo, cuando este verano llevaron a juicio por motivos muy similares a las empresas Home Depot, que versionó "Lonely Boy", y a Pizza Hut por copiar parte de "Gold On the Ceiling". Según los artistas, un esfuerzo "descarado e impropio para sacar provecho del éxito que tanto les ha costado conseguir a los demandantes". Recientemente han llegado a un acuerdo fuera de los juzgados con las dos empresas, que están dispuestas a compensar a The Black Keys. La próxima compañía que quiera una canción suya, seguro que antes se sienta a negociar los derechos de autor.

Para quitarse el mal sabor de boca, The Black Keys están nominados a cinco premios Grammy; una gala en la que además ofrecerán una actuación en directo.