Reseña: Foals – Holy Fire

Foals llegó de Oxford, nació en el 2005 y explotó rápidamente. Su primer disco, que se llamó Antidotes y fue lanzado en el 2008, tuvo una recepción genial tanto por la crítica como por los fanáticos. No era para menos, sus sonidos pacíficos y que también tenían mucho de rock y un groove único hizo que muchos nos interesáramos por la banda. ¿Serían un grupo de un disco solo? No lo sabíamos, hasta que llegó Total Life Forever dos años más tarde y nos confirmó que no. Tenían más para dar. En esa producción está el track que, particularmente, me parece el más relevante de la banda: "Spanish Sahara". Un tema progresivo, con sintetizadores y unas explosiones únicas sumadas a una lírica un tanto psicodélica.

Foals

La tercera producción de la banda podría tranquilamente ser un álbum de transición, un disco de esos que pasan desapercibidos sin muchas canciones que valieran la pena. Otra vez la agrupación liderada por Yannis Philippakis nos demostró que no es así y que tienen muchos temas que tranquilamente formarían parte de su best of.

Es extraño, pero el hype que tuvieron al principio podría haber hundido a muchas agrupaciones. Foals demostró que es mucho más de lo pensábamos y, realmente, se convirtió en una agrupación interesantísima de las más importantes de la escena. No por nada lograron una nominación para los Mercury Prize.

El disco empieza bien pesado. Si bien tenemos "Prelude" en un comienzo, que abre la puerta de la tercera producción, lo que realmente hace que levantemos la oreja es "Inhaler", un tema bastante pesado y rockero que le sigue el que, particularmente, me parece el mejor tema de la producción. Les hablo de "My Number" que recuerda un poco a "Spanish Sahara" aunque un poco subido de tempo. El track es un tema que va subiendo mucho, que explota por momentos y que tiene un groove espectacular. Muy bailable.

"Bad Habit" es otra de las canciones más lindas que tiene Holy Fire. Es un tema que es como el galope de un caballo. Que tiene todos los condimentos para convertirse en una de las mejores canciones de Foals. Es un tema que no frena ni un segundo, que va para adelante, que tiene una letra genial y donde Jack Bevan realmente se luce. Después de la mitad el tema explota después de un rasgueo increíble. Más de uno se emocionará, sin duda. Quizás sea interesante que le presenten atención a "Bad Habit", porque se trata de un tema que marca la línea de lo que es Holy Fire. Si bien cada tema en particular tiene su sello, su estilo y sus sonidos, muchos tienen la onda y la intención de "Bad Habit". Esto es verdaderamente genial, considerando que se trata de una canción increíblemente bella.

Si bien en general la lírica de Foals solía ser un tanto críptica en Holy Fire eso cambió notablemente. La amistad, el amor, la distancia, los viajes son algunos de los temas que decidió tocar Philippakis a la hora de componer.

La producción, si bien tiene en su mayoría momentos bien up y veloces con grooves muy pegadizos que dan ganas de bailar, tiene otros que son más tranquilos, más, digamos, al estilo balada. "Late Night" es uno de esos momentos, "Stepson" es otro y "Moon", canción que cierra el disco, otro.

9/10

Holy Fire no solo es recomendable e ideal para escuchar, sino que es quizás uno de los mejores discos del 2013 y sí, sé que recién estamos en febrero y todavía queda muchísima música interesantísima por escuchar. Sea como sea, una agrupación que sorprende tres discos seguidos debe ser de lo más sensato que hay y, Foals, lo logró.

Fecha de lanzamiento: 11/02/2013
Discográfica: Transgressive
Compra el disco: Amazon
Escucha el disco: Grooveshark
Canciones destacadas: "My Number", "Bad Habit", "Out Of The Woods".