Reseña: Autre Ne Veut – Anxiety

No suelo empezar a escuchar una producción con demasiadas intenciones de que vaya a sorprenderme. Cuando subo mucho la vara me decepciono más fácil y, después de todo, tampoco es una práctica que me parezca demasiado sana. Voy con ganas de que sea bueno, pero pensando que no sorprenderá. Después de ver el video y escuchar "Play by Play", del que les estuve hablando, me empezó a quedar en la cabeza el nombre de Arthur Ashin y, como no podía ser de otra manera, me puse a escuchar la nueva y segunda producción. Les tengo buenas noticias señores. Aquí se viene la reseña de Anxiety.

Reseña de Anxiety

Anxiety se trata del segundo disco de Ashin como Autre Ne Veut –el primero fue homónimo- y, sinceramente, me pareció espectacular. Este muchacho tuvo una crianza muy extraña, ya que es hijo de una pareja de estadounidense que vivió en una zona rural de Kenia. Como podrán imaginarse, todo lo que él vivió es completamente diferente a la realidad de cualquiera de nosotros. Además, siempre tuvo problemas que trató con un psicólogo hasta llegar a la conclusión que lo que tenía eran inconvenientes de ansiedad. Nada menos que de ahí, y tan profundo resultó ser, viene el nombre de la producción. No es chiste lo que se plasma aquí.

El álbum, para el que lo escuche, le recordará notablemente a algunas producciones por demás relevantes de los últimos tiempos. Uno de los parecidos más llamativos es el que tiene al estilo musical de M83. Recordemos que M83 lanzó, a fines del 2011, Hurry Up, We're Dreaming, una producción doble que fue increíblemente aclamada y que se trató de una de las producciones del año, sin lugar a dudas. Que se parezca mucho a este álbum no es poco. No quiero confundirlos, no hablo de copia ni mucho menos, pero el estilo es muy similar, aunque un poco R&B.

Pensar un disco sin sintetizadores hoy en día es casi imposible y se lo dejamos a unas pocas (sí, pocas) bandas de rock que todavía se rehúsan a meterlos en sus canciones (lo cual me parece completamente válido). Anxiety está repleto de sintetizadores. Sin sonidos electrónicos este disco no podría haber nacido nunca. La voz está tocada, los coros están tocados, los órganos nacieron a partir de una computadora, las baterías igual, los loops y beats. Todo nace a partir de un sinte que es utilizado con una calidad única y explotado al máximo. Pero también hay otras cosas. Cada tanto se podrán escuchar, por ejemplo, un saxo de fondo que viene a modificar todo el ambiente de la producción y convertirlo en una obra maestra. Distorsiones de guitarra y canciones oscuras hacen que dejemos de verlo solo como un álbum electropop sino también uno mucho más ambicioso.

Elegir las mejores canciones de esta producción es un sacrilegio, porque la verdad es que se trata de una producción perfecta por donde se lo mire. Llena de sonidos para descubrir con cada nueva escucha y con canciones muy diferentes entre una y otra. Desde "Play by Play", que es la canción no solo elegida como primer single sino también como apertura, la cosa no para de subir. Hay otras destacables, como "Counting" o "Don't Ever Look Back" que se asientan en los coros y se convierten en lo más destacable de un álbum en sí destacable. La única tranquila que hay en la producción es "World War", que cierra la producción y se trata de una especie de balada electrónica, con distorsiones y que recuerda por momentos a Aphex Twin.

9.5/10

Lo más seguro es que sea un año complicado a la hora de hacer listas de producciones, porque recién estamos en marzo y ya pudimos ver varios discos que son verdaderamente excepcionales. Sin lugar a dudas este es uno de esos.

Fecha de lanzamiento: 26/02/2013
Discográfica: Software
Compra el disco: Amazon
Escucha el disco: Grooveshark
Canciones destacadas: "Play by Play", "Counting", "World War".