Reseña: Hardcore Superstar – C’mon Take On Me

Las bandas que más admiro son a las que más les exijo. Es cuestión de principios, no hablo de expectativas. Hablo de pedirles lo mejor a quienes sé que son capaces de elaborar productos de muy alta calidad. Con Hardcore Superstar llevo disfrutando desde que en 2009 lanzaron Beg For It, a través del cual descubrí su homónimo Hardcore Superstar, igualmente bueno que Dreamin’ in a Casket. Una trilogía de álbumes en la que el grupo perfeccionaba un estilo único, fusionando sleazy de corte glam ochentero con metal. Acelerados riffes, melodía, voz rasgada, aire fiestero a lo Mötley Crüe, y estribillos hímnicos. Crearon la fórmula Hardcore Superstar que siguieron explotando, sin sorpresas, en el muy decente Split Your Lip, de 2010. C'mon And Take Me es su nuevo álbum, y aquí te contamos qué tal suena.

Hardcore Superstar - C'Mon Take On Me - Artwork

Es uno de los grupos actuales que más disfruto. Su tono fiestero alternado con el dramático en según qué temas, es ideal para cualquier hora y estado de ánimo. Los recomiendo muy a menudo, pero les tiro de las orejas cuando dan conciertos de setenta minutos, y sobre todo, tras cuatro discos sin apenas evolución estilística. Ya esperaba algo intranquilo este C’mon And Take On cuando escuché “One More Minute” como adelanto, canción que el grupo relega a un estribillo que queda inconexo a las estrofas. Si significaba una evolución, a mi no me convencía. Sin embargo, el segundo adelanto, “Above The Law”, de pura esencia Hanoi Rocks, me trajo la tranquilidad de que, al menos, nos traían más de lo mismo, para bien o para mal.

De nuevo, una introducción cinéfila abre el álbum. “Cutting The Slack” suena a cine de género, y sorprendentemente, encaja con el primer trallazo del disco, donde los alaridos rasgados de Jocke Berg vuelven a impresionar elaborando melodías tan pegadizas como agresivas. “C’mon Take On Me” es la apertura perfecta, una bofetada que luce la producción que podemos esperar de una compañía como Nuclear Blast, cristalina. Sorprende el leer que el grupo ha producido el disco, pero todo cuadra mejor al saber que Randy Staub ha sido el encargado de las mezclas. El resultado potente, sin excesivas capas de estudio, muy crudo. Y así suena todo el álbum, a fiestas que acaban con un mínimo de tres peleas. El estilo habitual de la banda, que se repite en trallazos como “Too Much Business” o las anteriormente mencionadas.

Por otra parte, como manda su manual, hay dos preciosas piezas pseudo-acústicas, donde el feeling aflora en momentos muy emotivos y delicados. Son “Stranger Of Mine” y “Long Time No See”, dos baladas de rock moderno, no tan estrictamente clásicas como las que incluyeron en Split Your Lip. Estas son más dinámicas, pero igualmente sensibles. Ponen los pelos de punta, y le aportan al álbum una variedad de primer nivel. No se preocupen: en un principio, suponen un duro choque al hilo musical macarra que seguimos desde el inicio, pero al tiempo, estos parones se agradecen como descanso, y como finta a la posible monotonía en la que puede caer su música.

Hardcore Superstar no es todo diversión, y muestran una tercera cara en “Because Of You” y “Are You Gonna Cry Now”, además de esa pieza dividida en dos llamada “Won’t Take The Blame”. Es quizás, junto con el sonido moderno de las baladas, donde la banda realice leves avances en estilo compositivo. Estas piezas suenan oscuras, serias y adultas. Los riffs de Vic Zino y sus solos resultan duros y solitarios y las melodías son realmente sombrías. Un resultado muy original que atrapará a metaleros y rockeros por igual.

8/10

Me convencen. Leves son los cambios, y de mis bandas favoritas espero algo más que un copia/pega. Pienso que en este punto de su carrera, dentro de su propio estilo, Hardcore Superstar deberían ofrecer novedades a su algo dilatada discografía. Y aun así, me es imposible no calificar este álbum con un notable, porque de cualquier manera, un primerizo en la carrera del grupo disfrutará del álbum tanto o más que yo. Absténganse detractores de la banda, perderán el tiempo con C'mon Take On Me. El resto, cuenten con que no decepcionan, y eso es mucho. No nos queda más que esperar a que incluyan España en su gira de presentación, como hicieron las dós últimas, ofreciendo conciertos que, aun demasiado cortos, resultan una intensa y electrizante experiencia. Son todo un espectáculo sobre las tablas. Dinamita.

Fecha de lanzamiento: 27/02/2013
Discográfica: Nuclear Blast
Compra el disco: en Amazon
Escucha el disco: en Spotify o Grooveshark
Canciones destacadas: “Are You Gonna Cry Now”, “Stranger Of Mine”, “Long Time No See”

Hardcore Superstar - C'mon Take On Me by Edgar Carrasquilla on Grooveshark