Supersubmarina: «Vamos a México a convencer»

La escena musical española está teniendo un gran momento en cuestión de bandas indies; un buen ejemplo de esto es Supersubmarina, una joven agrupación originaria de Baeza, Jaén que, con apenas tres años de vida, ya ha producido dos discos de estudio y terminado una exitosa gira de promoción que los ha llevado por las salas más importantes del país. El grupo actualmente está promocionando Santacruz, su segundo larga duración editado en mayo del año pasado y que el día de ayer salió a la venta en México, país que la banda estará visitando en los próximos días. De este primer encuentro con la gente mexicana y su más reciente producción trata esta entrevista con José Chino, vocalista de la agrupación.

supersubmarina

La primera pregunta nos llevó por supuesto a su segundo álbum, Santacruz, disco que la agrupación comenzó a preparar a finales de 2011 luego de finalizar la gira promocional de su disco debut. El grupo enfrentó la grabación ya con los 11 temas del álbum listos y la ayuda de Tony Doogan, productor reconocido por su trabajo con agrupaciones como Super Furry Animals y Belle and Sebastian. El nombre del escocés fue puesto en la mesa por su compañía discográfica al lado del de otros productores, sin embargo, la banda decidió elegirlo:

"Al relacionar a Tony con grupos como Belle and Sebastian. Nos pareció una opción buenísima, y nos gustaba sobre todo lo que había conseguido con Snow Patrol, uno de los grupos de los que más nos gusta el sonido de sus discos. Él también había trabajado con Russian Red y sabíamos que la experiencia había sido muy buena. Así supimos que Tony era el ideal".

Además, para José tener a alguien como Doogan representó una ventaja en otro aspecto: "Lo que sí nos vino muy bien era que Tony era ajeno al panorama español, pues no tenía los prejuicios que quizá un productor español sí hubiera tenido, lo que nos ayudó a grabar las canciones sin preocupaciones y de la manera en que pudieran quedar mejor".

Un problema que enfrenta cualquier banda en sus primeros años es la presión de cara a un segundo trabajo discográfico, por ello le pregunté al vocalista cuál sentía que había sido la principal diferencia entre su primer y segundo larga duración:

"En el primer disco no sientes presión porque realmente no esperas nada de las canciones, las escribes por diversión. El segundo lo hicimos con presión, pero de nosotros mismos, queríamos ver si lo que habíamos conseguido con el primer disco era fruto de la casualidad o la suerte, o si realmente podíamos ser un buen grupo y hacer buenas canciones. La presión era realmente de nosotros porque, hagas lo que hagas, no sabes cómo lo va a tomar la gente, no te puedes preocupar por eso, lo importante es que primero te guste a ti y estés contento con el álbum, que finalmente tienes que defender en un escenario".

Las letras de Santacruz fueron inspiradas por un rompimiento sentimental, aunque no todo es amargura, pues como bien dice el músico, es un rompimiento visto "desde todos los sentimientos que se te pueden ocurrir: tristeza, melancolía o sentir que de nuevo eres libre, sentir que tienes una oportunidad y nuevas cosas por hacer. Yo creo que las canciones definen muy bien los sentimientos que puede haber después de una ruptura: un día estás muy arriba y otro estás muy abajo. En ese momento había que escribir esas canciones porque era lo que me salía, era lo que sentía y era lo más honesto que podía hacer".

No obstante, no todo es corazones rotos en este álbum, el grupo también se dio tiempo para hablar de "la situación que hay ahora en España, tanto económica como política" y de situaciones de la vida cotidiana que, para el intérprete, ayudan a que la gente se identifique con su arte.

Para José, la diferencia principal entre el sonido de su primer y segundo larga duración está en la experiencia, pues "cuando hicimos el primero nunca habíamos grabado, era nuestra primera vez haciendo discos, no veníamos de otra banda, no teníamos mucha experiencia tocando en otros sitios, éramos simplemente unos amigos que se habían encontrado, habían ido mejorando poco a poco y habían tenido oportunidad de grabar un disco. Para el segundo ya habíamos grabado un EP, ya habíamos hecho gira y profesionalizado Supersumarina, entonces eso hace que tengas las cosas más claras. También mejoras en el estudio y eso hace que el sonido madure".

Como cualquier otro grupo que se respete, Supersubmarina está muy atento a las redes sociales, una herramienta de difusión fundamental hoy en día. El grupo de hecho lleva el control de sus perfiles pues consideran que "el Internet nos brinda la oportunidad de saber de primera mano lo que piensa de ti la gente y también de explicar tus cosas, de promocionarte, de estar en contacto con la gente que quiere estar en contacto contigo. Por eso nos gusta llevarlo nosotros y responder en la medida que sea posible".

Finalmente, era inevitable preguntar sobre sus expectativas y sentimientos respecto a su debut en México:

"Es algo que no te puedes imaginar nunca. Puedes imaginarte que vas a sacar un disco, o dos, o tres, pero no que vas a llegar a un país tan lejano como México. Estamos muy concientes que vamos a intentar abrir camino ahí, y de que vamos a convencer.

Supersubmarina estará presentándose el próximo martes 19 de marzo en el Centro Cultural España de la capital mexicana, al lado de Corizonas, Dr. Bellido y Love of Lesbian. La cita será a las 19 horas. Un día después, el 20 de marzo, el grupo hará lo propio en El Imperial, acompañado de Mostro y Protistas. Los boletos para este recital tienen un costo de 50 pesos.