Debes escuchar: The Gaslight Anthem – The ’59 Sound

The '59 Sound de The Gaslight Anthem contiene canciones que parecen pedacitos sentimentales conservados en melodías americanas cual formol. No es el mejor disco de la banda -objetivamente, Handwritten es mucho más maduro y completo-, pero es el más esencial de su discografía. Es su álbum más directamente sincero, fresco y potente. No sólo le llovieron críticas positivas, sino que encandilaron a fans de todos los géneros, gracias a su peculiar estilo, mezcla de las raíces de Jersey con un rock donde los acordes sencillos mandan.

The '59 Sound de The Gaslight Anthem

Es tan evidente la influencia de Springsteen en la música de The Gaslight Anthem, que les sería imposible negar su procedencia. Estos cuatro jóvenes de Nueva Jersey formaron la banda en el año 2006, grabando su primer LP, Sink Or Swim, en el año 2007, definiendo un peculiar estilo. Como ya habían hecho mucho antes Social Distortion -con los que no guardan pocas similitudes-, donde aquellos mezclaban el punk con el folk de Johnny Cash, estos lo hacen con el de Springsteen. Y el resultado, sin ser insólito, es delicioso. Las melodías vocales, la poesía amorosa de barrio, carretera y descapotables, y las enérgicas guitarras eléctricas, forman un cóctel explosivo y agridulce que perfeccionaron en este imprescindible The ‘59 Sound.

Este disco suena folklórico - “Casanova, Baby!”, “Old White Lincoln” y sobre todo, el delicioso medio tiempo “Even Cowgirls Get The Blues” tienen tanto de Springsteen como el estilo vocal de Fallon-, enérgicamente punk - en “Great Expectations” y “High Lonesome” aderezan, con una naturalidad que creía imposible, el acelerado punk con nostalgia musical- y auténticamente americano - melodías en “Film Noir”, “The ‘59 Sound” o la joya del disco, “The Backseat” suenan a romances de porche con guitarras eléctricas-.

Hay razones de mucho más peso para escucharlo que la que tanta promoción les dio en su momento, el hecho de aparecer en la portada de la Kerrang! inglesa con el gratuito titular “La mejor banda que vas a escuchar en 2008”. Hay que descubrir “Great Expextations” y disfrutar de la sensación de incredulidad ante lo que se escucha: una acelerada y enérgica melodía que habla de amores rotos y de esperanzas que se llevaron los sueños. Caer rendido ante la voz de Brian, asombrarse ante el trabajo compositivo de guitarras que no dejan de desdoblarse en fraseos y pesados acordes... Y la mejor de todas, despedirse del disco con una canción inolvidable llamada “The Backseat”, cuyas líneas vocales podrían llenar un álbum de rock entero.

Siendo algo lineal -pasa sobre ti como un tren de mercancías-, The ‘59 Sound es mi preferido de entre toda su discografía. Nunca han vuelto a sonar tan naturales, y es difícil encontrar bandas que transmitan de tal forma ganas de comerse el mundo y dejar un doloroso pasado atrás. Cada vez que escucho este álbum, las guitarras me abren los oídos, los ritmos me insuflan energía y las vocales de Brian Fallon me hacen pensar en lo único que importa. Sé que no soy el único que lo adora, como sé que hay tantos que no lo conocen. Sólo hay que dejarse llevar de la mano de “Great Expectations” a través de una carretera de asfalto, el aire seco, y el único paisaje del desierto americano, camino a un futuro por construir. Cuidado, que engancha.

The Storm by Edgar Carrasquilla on Grooveshark