¿Qué podemos esperar del nuevo disco de James Blake?

El próximo 8 de abril llegará Overgrown, el segundo disco de estudio del cantante y productor británico James Blake. Después del abrumador éxito de crítica de su debut homónimo, Blake deberá cumplir con las expectativas que recaen sobre su persona y su arte, demostrando que es capaz de variar –como lo había hecho previamente con su LP y sus EPs- al mismo tiempo que mantiene una línea estilística certera. Por su parte, el inglés había afirmado que este disco será más electrónico y orientado a las pistas, al mismo tiempo que declaraba una agresividad contundente en los temas. Hemos podido escuchar ya dos canciones y nos tenemos que preguntar, ¿qué podemos esperar del nuevo disco de James Blake?

James Blake

Podemos sacar mi opinión del camino en este segundo párrafo: Blake nunca ha sido santo de mi devoción, creo que sus canciones, al menos las contenidas en James Blake, están demasiado producidas, las voces estiradas y manipuladas para producir un sampleo desvergonzado que a veces funciona y a veces no, y los temas son complicados de digerir al mismo tiempo que desean tener ínfulas pop. Al prometer un esfuerzo más agresivo y más bailable, por así decirlo, Blake no me estaba dando demasiadas esperanzas. Pero después de escuchar “Retrograde” y “And Holy Ghost”, dos nuevas canciones, el estilo musical de Blake parecería estar variando hacia una veta del neo soul más que otra cosa.

Blake siempre tuvo algo de soul en sus canciones. Un soul distorsionado, retorcido, llevado hasta sus últimas consecuencias. Pero ahora, este soul también se modifica para tomar protagonismo en las canciones. En “Retrograde”, el primer adelanto, nos encontramos con un neo soul electrónico con la voz de Blake en potencia máxima, tanto que uno de los comentaristas de YouTube se sorprende al ver a un frágil muchacho blanco en el video oficial. “Retrograde” va creciendo lentamente, muestra una estructura más tradicional que las canciones más experimentales de Blake, y explora otro camino más melódico.

Por otro lado, nos encontramos con la oscura “And Holy Ghost”, que tiene un comienzo ominoso y que se parece bastante más a otras canciones como “The Wilhelm Scream”. Sin embargo, este tema no aparecerá en Overgrown, sino que es un lado B para otro lanzamiento. Nos sirve para hacer una comparativa entre las diferentes facetas del artista. Por un lado, el principito del dubstep. Por otro lado, un genial artista de samples y oscuridad. Pero también un notorio y sutil cantante de soul, faceta que, aparentemente, veremos explorar en Overgrown.

Hay otras condiciones interesantes que se nos presentan en este disco. Por un lado, contará con Brian Eno como productor en “Digital Lion”, mientras que el resto de las canciones estarán producidas por él mismo. Contar con un nombre como el padre del ambient es significativo, y si bien tienen algunos puntos en común, es más algo anecdótico que una fuerte influencia en el disco. RZA también está listado como colaborador en “Take A Fall For Me”, pero creo que las influencias más grandes, en realidad, han sido artistas como Bon Iver, Björk (los dos, se dice, trabajaron con el joven Blake en la conceptualización del disco), y hasta Kanye West.

En este sentido, al menos tomando como base “Retrograde”, los temas de Blake parece que sonarán más cálidos, y no tan gélidos como las peripecias experimentales de su debut. Los arreglos posiblemente abandonen la arena tan electrónica y se tiñan de un poco más tradicional. Lo que no quiere decir que Blake se esté conformando al mainstream. Sus discos anteriores siempre mostraron un talento inequívoco para el cambio. Cada uno de sus EPs, y su LP, demostraron poder disparar en direcciones completamente diferentes. Puede nadar en el lago de la electrónica más experimental, pero encontramos que se siente muy a gusto en el mundo del soul. Tiene una voz y una sensibilidad aptas para eso.

Por supuesto, solamente nos podemos basar en una de sus canciones para hacer nuestro pronóstico. Sí estoy convencida que no sonará para nada como “And Holy Ghost”. Tenemos que esperar apenas algunos escasos días antes de poder degustar completamente Overgrown, pero podemos ver que, al contrario, Blake no ha crecido demasiado, sino que se ha limitado a lo que más le gusta y lo que hace mejor.