Reseña: Stone Sour – House Of Gold & Bones Part 2

No sólo se convirtieron con Audio Secrecy en una de las bandas más punteras de la actualidad metálica. Con House Of Gold & Bones - Part 1 se asentaron en la vanguardia del género. Sus interesantes híbridos de hard rock, metal industrial, algo de alternativo, sonido moderno, y melodías que hace unos años se esperaban inconcebibles en la voz de Corey Taylor, les hizo ganar una importante atención de público y crítica. En esta review de House Of Gold & Bones Part 2 de Stone Sour voy a explicar por qué, para mí, aun estando éste un escalón por debajo del primero, siguen defendiendo con garras la posición que años atrás se ganaron.

House Of Gold & Bones Part 2

Stone Sour tiempo atrás dejó de ser la banda paralela de Corey Taylor y Jim Root, vocalista y guitarrista de Slipknot respectivamente. Con Stone Sour ambos fueron inteligentes. Asfaltaron un camino diferente, propio. Su estilo dio un giro hacia el hard rock, sin dejar de lado el sonido de fundición, el del metal del siglo XXI, y con ello, se metieron en el bolsillo a montones de nuevos fans. Entretanto, la banda ya preparaba este doble álbum conceptual, House Of Gold & Bones, cuya primera parte me encandiló a la primera escucha. Esta segunda entrega, sin embargo, desde el inicio se percibe algo espesa e irregular.

House Of Gold & Bones - Part 2 no comienza de la forma más apropiada. “Red City” descoloca. Una delicada melodía de piano, y los brutales cambios de registro ya son familiares, pero los repentinos cambios de ritmo y la atmósfera asfixiante no terminan de funcionar como track de apertura, y menos como transición entre actos. A Pink Floyd les fue genial con “Hey You” en la segunda parte de The Wall, pero queda patente en este caso que no es esta una tarea sencilla.

La banda recula, y ataca con la industrial y ritmosa “Black John”, ayudando a encajar mejor otro tema agobiante: “Sadist”. Suena ésta última operística en su pausado desarrollo, con muchos arreglos acústicos, cambios más propios del progresivo. Pilla de sorpresa, como “Red City”. Lo mismo ocurre con “Peckinpah”, que genera mitad sensación de desarrollo irregular, mitad sorpresa. El grupo “se va por las ramas”, y se perciben inconexiones entre versos y estribillos que dificultan la primera escucha, rasgos que requieren de desgrane musical. Así, llegamos al punto en el que comenzamos a pensar que no es este un disco que entre tan rápido como la primera parte.

El tramo central torna hacia el lado comercial del grupo, y es donde el fan de Stone Sour se puede relajar. Desde “Statemate” a “Do Me A Favour”, el primer single que ya adelantaron, las pesadas melodías, el bombardeo de percusiones y riffes, y los estribillos de estadio son protagonistas. Por el camino, pasan con contundente rapidez las melódicas “‘82” y “The Uncanny Valley”, donde el hard rock de corte americano se convierte en eje de versos y estribillos, con la siempre devastadora base rítmica, que suena a bola demolición, logro del productor David Bottrill. Y que no se me escape alabar su labor: más allá de lo musical, el resultado del trabajo en la mesa de mezclas es sobresaliente.

7/10

La power ballad “The Conflagration”, con toda su ostentación orquestal, no me convence como lo hizo “Taciturn”. Violines, piano, guitarras acústicas, arreglos por doquier, y esa tenaz voz de Taylor, lucen de platino, pero le falta algo de alma alrededor de lo que sí es un gran estribillo. Y para cerrar, el mejor corte del álbum: The House Of Golden Bones. Una composición que, tan contundente, directa y potente, en directo podría echar abajo una sala tras otra. Una perfecta candidata a single, un trozo de hard rock americano maquillado de metal de estructura clásica donde la banda da todo de sí.

Deja House Of Gold & Bones - Part 2 un poso agridulce. Son Stone Sour, Taylor sigue en su línea, contrastando melódicos y poderosos registros con guturales que parecen sobre-humanos, y hay estribillos que encandilan. Sin embargo, el desarrollo está lleno de baches a los que no nos tienen acostumbrados. Canciones que se hacen largas por inconexas, cambios que no cuajan del todo, y tramos pensados más en favor de la historia que de la propia música. Aun con sus altibajos, es un recomendable álbum, a complementar con su primera parte, y a disfrutar en busca de detalles, de nuevos giros, y de pasajes a desgranar. Stone Sour siguen manteniendo su posición de banda fresca y original, y no la perderán por culpa de este disco, que tras varias escuchas, alcanza el notable.

Fecha de lanzamiento: 08/04/2013
Discográfica: Roadrunner Records
Compra el disco: Amazon
Canciones destacadas: "Black John", "'82", "The House Of Gold & Bones"

Escucha el disco en Grooveshark:
Stone Sour - House Of Gold & Bones - Part 2 by Edgar Carrasquilla on Grooveshark